Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

¿Y lo tuyo, para cuándo?

Cuando hablamos de seguridad en una empresa, nuestras mentes se dirigen hacia los equipos de protección individual y por supuesto hacia los sistemas de seguridad y protección instalados en la empresa. Sin embargo, aún evitando y minorizando todos estos riesgos la mala suerte se puede cebar con una empresa y hundirla, a pesar de ser exitosa.

Hasta que la boda nos separe

A la americana Quinn Duane le plantó su novio horas antes de la ceremonia. No pudo cancelar el banquete y decidió reutilizar los 35.000 dólares que costaba en invitar a comer a 90 personas que vivían en la indigencia.

Tenemos soluciones para proteger el patrimonio de tu empresa frente a la obligación de afrontar posibles reclamaciones por daños o perjuicios que pueda ocasionar a un tercero. Sea cual sea tu actividad… ¡no te la juegues!