Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información.

“Una apendicitis en Nueva York podría haberme arruinado”

Nuestro cliente se fue por vacaciones una semana a la Gran Manzana hace 5 años, y siguiendo nuestros consejos contrató un seguro de Asistencia en Viaje. Por desgracia sufrió un ataque de apendicitis y tuvieron que ingresarlo de urgencia para operarlo, la factura ascendió a los 30.000 dólares.

“Tengo congelado el parabrisas, ¿qué hago?”

Ni se te ocurra echar agua muy caliente ni poner la calefacción a tope. Ese cambio brusco de temperatura puede provocar la rotura del cristal.

Nosotros los corredores somos independientes de cualquier compañía y sólo buscamos el mejor seguro para ti.