Así funcionan los nuevos radares móviles

España cuenta desde hace un año con radares portátiles con láser muy fáciles de colocar en un guardarraíl o en la moto de la Guardia Civil. Son tan pequeños que casi no se pueden detectar. Incluso, se sujetan con una sola mano. Son inalámbricos e incorporan una batería que dura varias horas.

Están controlados por dispositivos portátiles a través de WIFI con cobertura 3G y 4G mediante ordenador o tablet. Captan velocidades hasta 250 kilómetros hora a una distancia que oscila entre 15 y 50 metros. Visualizan a los vehículos que circulan por dos carriles.

Perlita de Huelva ya lo decía: precaución amigo conductor, tu enemigo es la velocidad, acuérdate de tus niños que te dicen con cariño no corras mucho papá”.